Ruta del Vino de La Mancha

Ruta del Vino de La Mancha

Historia y Cultura

“Mar de viñas, Tierra de ingeniosos hidalgos enfrentados con gigantes, deshacedores de entuertos, hospitalidad y buen yantar”

La Ruta del Vino de la Mancha, está ubicada en plena llanura manchega, en la zona de mayor producción de vino de Europa. Su recorrido abarca seis pueblos de las provincias de Albacete, Ciudad Real,  y Toledo, unidos por su paisaje singular, una larga tradición vitivinícola y una cultura atesorada durante siglos: Alcazar de San Juan, Campo de Criptana, El Toboso, Socuéllamos, Tomelloso y Villarrobledo.

Paisaje único marcado por una horizontalidad sin límites, donde la luz imprime a los colores tonalidades insospechadas. Una naturaleza definida por enormes extensiones de vid y cereal y amplias zonas de monte mediterráneo ricas en caza menor. Aquí se esconden parajes de gran belleza, junto a los innumerables restos que ha dejado el paso de la historia en nuestro territorio.

Bodegas pioneras, bodegas grandes y de tipo familiar con tradición y dotadas con modernas infraestructuras. Bodegas de nueva creación, pensadas para elaborar vinos de gran calidad al amparo de un marco arquitectónico destacable. Bodegas ubicadas en parajes naturales de interés, presidiendo grandes extensiones de vid a lo largo de la llanura… Cada una de ellas preparada para recibir y acoger al visitante que ama y disfruta el vino.

 

ven a visitarnos
Galería fotográfica
Atrás Adelante

Vino y mucho más

conoce nuestra ruta

El Vino

Saborea nuestra Historia.

“Tanto alababa el vino que lo ponía por las nubes, aunque no se atrevía a dejarlo mucho en ellas porque no se aguase”.

Si en el paladar de Sancho, Cervantes ya demostró su afición catadora, sin duda, esas mismas loas contagiarán al visitante, a través de los vinos de La Mancha, degustando las mismas hazañas de nuestro Hidalgo Caballero.

Un mar de vides con más de 3.000 horas de sol al año, un clima mediterráneo con los rigores térmicos del interior y una profunda tradición viticultora con raíces en la Antigua Roma que te permitirán disfrutar los mismos vinos que inspiraron a las plumas más insignes del Siglo de Oro.

Los viñedos de La Mancha están asentados sobre una extensa llanura que cuenta con características únicas, como la altitud de estas tierras, entre 600 a 900 metros, lo que permite que la maduración de sus uvas sea uniforme, y un clima en el que a sus numerosas horas de sol al año, se une una pluviometría es de unos 300-400 mm.

Es este clima seco y estas temperaturas, unido a su suelo calizo, lo que hace que sus viñedos produzcan uvas con particularidades únicas que se reflejan en la calidad y sabor propio de los vinos de esta región.

Vinos de autor, vinos de alta expresión, vinos de gran tradición… Vinos con personalidad propia.