El Club de Producto Rutas del Vino de España

El Club de Producto Rutas del Vino de España

El trabajo de ACEVIN se plasma en la creación del producto turístico Rutas del Vino de España, apoyado por los Ministerios de Industria, Energía y Turismo y de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y concebido para hacer descubrir al viajero una España diferente y vivir experiencias únicas. Las Rutas del Vino de España están emplazadas en territorios vitivinícolas que desde hace años trabajan bajo la tutela de la Administración española y de ACEVIN para generar experiencias memorables para los viajeros que buscan un nuevo concepto de turismo basado en la cultura del vino.

En el noroeste de la península, las Rías Baixas de Galicia sorprenden por la sombra de sus parras, su albariño y ese perfecto maridaje con la gastronomía del mar. La Comarca del Bierzo en León te propone un recorrido por villas y pueblos con un extenso patrimonio cultural, natural, arqueológico y artístico, todo ello con un denominador común: su vino.

Hacia el este, te esperan los paisajes y sabores de la Ruta del Txakolí que invitan al viajero a perderse en una comarca de bellos municipios y rico entorno natural. Continuando nuestro viaje, La Rioja Alta y la Rioja Alavesa, unas tierras donde el vino es el protagonista, poseen interminables paisajes de viñedos y un abanico de bodegas inagotables, desde la más tradicional a la más vanguardista. Junto a ellas; Navarra se enorgullece de su rosado, de vinos tintos y blancos, cargados de historias y emociones, fruto de la tradición y la innovación.



A los pies de los Pirineos, la comarca del Somontano rebosa juventud y talento en la elaboración de sus caldos y en el trato de sus gentes. Desde el Moncayo hacia el Ebro, La Ruta de la Garnacha en Campo de Borja demuestra como una uva, con carácter y fuerza como la garnacha, elaborada desde hace siglos en las pequeñas “bodegas en cerro” familiares, se muestra dispuesta a descubrir una gran variedad de vinos blancos, rosados y tintos, además de sorprendentes cavas y excelentes vinos dulces. Y también en Aragón, el Campo de Cariñena ofrece una de las zonas vitivinícolas con más solera de nuestro país, un mosaicos de pueblos, campos y viñedos en el piedemonte de la Sierra de Algairén, con joyas arquitectónicas que se remotan hasta la época medieval y el Renacimiento. Y todo ello sin olvidar la comarca de Calatayud que dispone de atractivos turístico difícilmente repetibles como paisajes, sierras, hoces, barrancos, ríos, el mudéjar, balnearios, gastronomía, vino y un sinfín de recursos enoturísticos que no te dejarán indiferente.

Entrando en Cataluña, Lleida-Costers del Segre ofrece un viaje enológico en el que los vinos tradicionales o de nueva factura dibujan un paisaje donde pasado, presente y futuro se solapan. Si quieres probar el cava, Penedès es tu destino. Este territorio catalán ofrece además otra D.O. de vinos tranquilos y abiertos a la imaginación. Y un poco más al norte, en Girona, pocos lugares en el mundo concentran en un pequeño territorio tanta historia, tanto paisaje y tanta cultura del vino como el Empordà

Siguiendo desde Cataluña hacia el interior de Valencia, se esconde la ruta de Utiel-Requena cuya bobal es única en el mundo. Y en Alicante déjate sorprender por unos vinos que resurgen con fuerza en el panorama vinícola español y por la oferta turística de sus comarcas de interior.

Continuando hacia Murcia encontrarás otra sorpresa más: primero divisarás su castillo y entonces sabrás que has llegado a Jumilla, un municipio que combina la tradición vitivinícola ancestral con unos vinos de plena actualidad. También en Murcia, la Ruta de Yecla muestra una diversidad cultural que se ha ido fraguando a lo largo de los tiempos; y la Ruta de Bullas se alza como una auténtica bodega natural en las tierras altas de la región.

Si nos adentramos en el centro de España, en la Ribera del Duero respirarás la cultura del vino, en una tierra cuya historia ha sido paralela a la unión de la viña y el vino y al fruto de unas cepas que marcan su paisaje, la personalidad de sus gentes y su cultura; y, en pleno corazón de Castilla, la Ruta de Rueda, cuna del Verdejo, te da la oportunidad de sumergirte en su maravillosa cultura del vino y de realizar un viaje en el tiempo a siglos pasados, disfrutando de la gran riqueza cultural y patrimonial. Cigales, tierra de vinos rosados, ofrece un recorrido por la historia, bellos parajes y una rica gastronomía. La Sierra de Francia en Salamanca te ofrece un territorio único declarado Reserva de la Biosfera y Parque Natural. Y para finalizar este viaje por tierras castellanas Arlanza nos ofrece todo un mundo de sensaciones y un viaje a través de la historia y la cultura del vino.

En la Ribera del Guadiana, en Extremadura, encontrarás buenos vinos resultado de una decidida apuesta por modernizar la viticultura y la enología, aunque conservando su propio estilo tradicional.

En Andalucía, la ruta de Montilla-Moriles en la provincia de Córdoba, te descubre los secretos de los racimos secados al sol y de los colores de sus vinos generosos; en Cádiz, el Marco de Jérez te ofrece una región a orillas del mar, llena de historia y cultura y cuna del vino y brandy de Jerez, del caballo cartujano y del Arte Flamenco; y para terminar el viaje, la Serranía de Ronda muestra un destino turístico de referencia, ideal para vestirse de emociones, sensaciones y experiencias y unos vinos que armonizan con  su rico patrimonio gastronómico.

¿Empezamos el viaje?